Colaboración en la Nueva Crónica de León

Maquetación 1

 

Durante los dos meses y medio de verano he colaborado en el suplemento estival del diario La Nueva Crónica de León con un espacio llamado Naturalmente León. Durante esas once semanas he tenido el placer de ocupar todos los jueves la doble página central del periodico.

Como rezaba el título de la sección, la temática ha sido de lo más variada, pero siempre centrada en la maravillosa y extensa naturaleza de provincia de León.

Aqui os dejo un breve resumen de lo que fueron estos interesantes dos meses y medio de colaboración.

Grandes Carroñeras 1ª y 2ª parte

buitre leonado(2)carroñeras

Mamíferos

mamiferos

Mariposas

mariposas

La reina de los cielos

05 La reina de los cielos

Pequeñas rapaces

09 Pequeñas rapaces

Otoño en la montaña leonesa

11 Otoño en la montaña leonesa

Advertisements

Chorlitejo chico.- Amar en tiempos revueltos

 

DSC_9676

 

Aunque tengo varias entradas pendientes, me apetece hacer una breve reseña de este pequeña limícola tan característica de lagunas, riberas de los ríos y graveras en general.

Un día por la tarde de estos comienzos tan cálidos del mes de abril nos acordamos de estos simpáticos pájaros y decidimos ir a probar suerte a la zona donde les tenemos controlados año tras año.

Enseguida vimos varios ejemplares ya emparejados, cada pareja con una zona más o menos delimitada alrededor de la laguna.

Desde el coche te puedes acercar relativamente a ellos, pero dado el reducido tamaño de los Chorlitejos, y lo picado del encuadre desde el vehículo decidimos cambiar de estrategia. Mientras pensábamos la forma de proceder, zásss… la pareja que observábamos empezó a “hacer cosas raras”, una especie de bailoteo que termino en cópula. Lógicamente no íbamos a desaprovechar la ocasión, aunque no era el tipo de foto que andábamos buscando.

 

Probamos suerte con el reclamo, pero no le hicieron ni caso así que opción B, cuerpo a tierra. Observando cual era su zona más querenciosa decidimos probar esta incómoda pero efectiva solución.

 

DSC_9536

 

Sin algo blando donde tumbarnos y directamente sobre la incomoda grava que se clavaba por todo el cuerpo, no quedaba otra que esperar. Mientras uno de nosotros permanecía de esta guisa inmóvil, tan solo tapado por una red de camuflaje que disimulara la silueta humana,  los otros dos daban vueltas con el coche por la zona más alejada de la laguna, o sea por la orilla opuesta, para que vieran el potencial peligro desaparecer.

BINGO… al poco rato hasta tres ejemplares al lado del objetivo. Esta si era la foto buscada. Había que repetir la estrategia para hacer fotos los tres amigos, y aunque doloridos, nos fuimos los tres mas o menos satisfechos con esta pareja tan colaboradora y simpática, que parecía pasar olímpicamente del bulto ese tan extraño que emitía unos repetidos “clicks”.

 

 

León, 08 de Abril de 2015

Islandia.- El lugar donde nacen los sueños

Islandia es un destino fotografico de primer orden, y que todo fotografo de paisajes deberia visitar al menos una vez en su vida.

 

DSC_74930

En la primera ocasion que visitas Islandia,  la verdad es que todo lo que ves te sobrepasa. Por eso dedicí viajar de nuevo a este maravilloso pais, para poder ya con conocimiento de causa, buscar aquellas fotos que en mi primer viaje no pude o no supe conseguir.

 En esta ocasión fuí de la mano de dos grandes fotografos, Javier de la Torre y David Martin. La decisión no pudo ser más acertada. En un viaje de apenas seis dias, es fundamental no dejar nada al azar, y Javier y David llevaban todo perfectamente controlado: las localizaciones, las mareas, la luna en su sitio… Todo menos el tiempo, que fué el gran handicap que nos encontramos. Las ventajas de ir a un pais como Islandia con gente  como Javier y David es que antes de llegar a la localización concreta,  ellos te dicen el “tiro” que has de hacer, es decir el encuadre mejor posible. Una vez que tienes ya esa foto, tu de vas a tu bola y buscas tus propios encuadres, angulos, composiciones, pero el tiro ya está hecho. Y no suelen fallar respecto al mejor tiro, os lo aseguro.

Pues para allá que nos fuimos mi amigo Ignacio Medem y yo, por segunda vez.

La verdad que me preocupaba un poco el hecho de que las localicaciones iban a ser básicamente las mismas que en nuestro primer viaje dos años atrás, pero pronto esa preocupación desapareció, pues las diferentes condiciones climatológicas, asi como los diferentes encuadres, hacian de este un viaje totalmente diferente al anterior.

Aquí os muestro una selección de fotos en las diferentes localizaciones que visitamos.

Dyrhólaey:

 

 Stokksnes:

 Jökulsarlon.- La playa

 Jökulsarlon.-  El lago.

 

  Skogafoss:

 

 Gracias a Javier de la Torre y a David Martin Castañeda:

DSC_7284

 

 Un recuerdo para el grupo, magnifíco, que allí nos juntamos:

 

 

 

 

 

 

El Jilguero

JAV_0929

 

Desde pequeño me llamaron la atención mucho estos pájaros, tan cercanos a nosotros, y que yo podía ver desde mi ventana en la localidad de Cistierna, durante todo el invierno .

Esta atención y curiosidad me llevó a tener mi primer jilguero, un precioso macho que durante unos 6 o 7 años convivió con nosotros. Y digo convivió porque tenia la puerta de su jaula abierta, y salía y entraba a sus anchas. Pero era un pajaro en cautividad.

Hoy en dia las cosas han cambiado y no concibo tener un ave silvestre enjaulada de por vida. Pero sigo teniendo un gran cariño a mis coloridos vecinos, que año tras año anidan en mi jardin. De hecho las fotos que acompañan a esta entrada estan hechas en un bebedero instalado en el jardin de mi casita en el campo.

 

 

 

El charquito de los pinos

Hace ya varios meses nos planteamos la construcción de un nuevo bebedero, pero en el monte, no en un jardín con el tema del agua resuelto. Eso nos implicaba acarreos de agua regulares, sobre todo en epoca veraniega.

En un pinar cercano a la capital leonesa encontramos el sitio perfecto. Fácil acceso en todoterreno, poca distancia hasta el lugar elegido para acarrear el agua, y sobre todo un montón de especies de aves posibles usuarias del proyectado “charquito”.

Así pués allá por el mes de marzo construimos el charco artificial de unas dimensiones aproximadas de 1,60×1 metro, y con una lamina de agua de 10 cm en el lado más profundo. Para evitar el acceso indiscriminado al bebedero por cualquier lugar, pusimos unos troncos secos y unas piedras para dificultar el acceso por los laterales, y así obligar a los pájaros y a los pequeños mamiferos a acceder por el lugar más sencillo, que es por el frontal.

Despues de las primeras pruebas vimos que la afluencia al charco era bastante intensa y decidimos instalar un hide fijo, ligeranmente enterrado, para bajar al máximo el punto de vista de las fotografias.  Solo quedaba esperar a que llegara el calor, y eso se convirtió casi en lo más dificil debido a la climatilogia de este principio de verano, sobre todo en la provincia leonesa. Pero el calor llegó y con el los primeros resultados

 

Los primeros visitantes del charco fueron esta pareja de arrendajos. Uno de ellos era bastante más confiado que el otro y aceptaba hasta disparon en ráfaga y movimientos del objetivo. El otro, más desconfiado, salía volando al primer disparo o movimiento. Con el paso de las sesiones se han acostumbrado a los movimientos de la cámara y cada vez que entran a beber o a bañarse da tiempo a realizar una serie larga de fotos.

Otros visitantes habituales, los más abundantes en número, son los pinzones comunes. He podido observar hasta  ocho ejemplares a la vez en el agua.

 

Otros habituales del charquito: Pico picapinos, carbonero comun, escribano montesino, mirlo común, pito real, zorzal charlo, carbonero garrapinos,  y herrerillo capuchino.

 

 

Merondean por los alrededores, aunque no hemos podido fotografiarlos aun, Gavilan, Azor, Milano Negro y Piquituertos entre otros. Entre los mamíferos corzos, murciélagos y zorros acuden a beber, y esporadicamente algún lirón.

Cuando haya novedades significativas subiré otra entrada sobre el “charquito de los pinos”

 

18-07-2014

 

 

La primavera la sangre altera.

Estamos en pleno mes de mayo, y por lo tanto en pleno apogeo del celo de muchos animales. Este año las temperatura benignas han hecho que a la vez que muchas aves entán en celo, otras ya han sacado sus polluelos, y se pueden ver pollos de muchas especies volando tras de sus progenitores pidiendo insistentemente su ceba.

Aprovechando la época de celo, salimos a la busqueda de imagenes de varias especies. La primera el Torcecuellos, que ya están entretenidos con sus cópulas, y no nos hacen mucho caso la verdad, pero pudimos hacer unas cuantas fotos. Aunque no aceptaron el posadero y prefirieron posarse en un monton de ramas secas, pudimos hacer unas cuantas fotos en las que sale la pareja en el mismo encuadre.

La segunda especie de la jornada, y que nos encontramos por sorpresa, pues no estaba entre nuestros objetivos, fué este precioso macho de Curruca Tomillera.

 

 

Pero el objetivo de la jornada era otro: el Escribano hortelano. El pajarito se hizo de rogar, y después de oir a un par de machos sin conseguir siquiera verlos, localizamos a un ejemplar en la cuneta de la carretera que se dejo hacer alguna foto, aunque el posadero y el fondo no eran los adecuados.

DSC_5862

 

Después de mucho buscar por carreteras secundarias, pistas y caminos, dimos con otro macho que si colaboró de lo lindo y nos hizo disfrutar un buen rato de sus poses:

 

Otros pájaros que pudimos observar y fotografiar fueron la curruca zarcera y el escribano soteño, para redondear una tarde perfecta.

 

 

 

Avutardas en la Serena, Great bustard (Otis tarda)

Este més de Abril los fotógrafos de naturaleza tenemos varias citas ineludibles. Una de ellas, quizás la más espectacular, es el celo de la Avutarda (otis tarda).

exp0001

Reina indiscutible de las estepas,  es a su vez el ave de mayor tamaño que es capaz de volar.  Los machos pueden llegar a pesar hasta 16 kilogramos. Las hembras, más pequeñas, se han de conformar con unos discretos 4 kilogramos de peso.

El habitat de las avutardas son las  estepas y las zonas de labor de gran extensión. La mecanización del campo, y los cambios en los usos tradicionales del suelo agrícola, las están provocando no pocos problemas a estas preciosas aves, y relegandolas a ciertas zonas donde aún proliferan, como son las grandes estepas cerealistas del centro y del sur de la península.

 

Durante la epoca de celo los machos se convierten en grandes volas de plumas blancas sobre todo las primeras y las ultimas horas del dia, y giran sobre si mismos haciendo lo que comunmente se conoce como “la rueda”, con el fin de atraer al mayor número de hembras. Un espectáculo digno de ver.

 

Pero en estas zonas hay una fauna muy abundante, no solo avutardas:  Sisones, alcaravanes, cernicalos, mochuelos, aguiluchos, collalbas, alondras, por solo citar algunas de las aves.