Chorlitejo chico.- Amar en tiempos revueltos

 

DSC_9676

 

Aunque tengo varias entradas pendientes, me apetece hacer una breve reseña de este pequeña limícola tan característica de lagunas, riberas de los ríos y graveras en general.

Un día por la tarde de estos comienzos tan cálidos del mes de abril nos acordamos de estos simpáticos pájaros y decidimos ir a probar suerte a la zona donde les tenemos controlados año tras año.

Enseguida vimos varios ejemplares ya emparejados, cada pareja con una zona más o menos delimitada alrededor de la laguna.

Desde el coche te puedes acercar relativamente a ellos, pero dado el reducido tamaño de los Chorlitejos, y lo picado del encuadre desde el vehículo decidimos cambiar de estrategia. Mientras pensábamos la forma de proceder, zásss… la pareja que observábamos empezó a “hacer cosas raras”, una especie de bailoteo que termino en cópula. Lógicamente no íbamos a desaprovechar la ocasión, aunque no era el tipo de foto que andábamos buscando.

 

Probamos suerte con el reclamo, pero no le hicieron ni caso así que opción B, cuerpo a tierra. Observando cual era su zona más querenciosa decidimos probar esta incómoda pero efectiva solución.

 

DSC_9536

 

Sin algo blando donde tumbarnos y directamente sobre la incomoda grava que se clavaba por todo el cuerpo, no quedaba otra que esperar. Mientras uno de nosotros permanecía de esta guisa inmóvil, tan solo tapado por una red de camuflaje que disimulara la silueta humana,  los otros dos daban vueltas con el coche por la zona más alejada de la laguna, o sea por la orilla opuesta, para que vieran el potencial peligro desaparecer.

BINGO… al poco rato hasta tres ejemplares al lado del objetivo. Esta si era la foto buscada. Había que repetir la estrategia para hacer fotos los tres amigos, y aunque doloridos, nos fuimos los tres mas o menos satisfechos con esta pareja tan colaboradora y simpática, que parecía pasar olímpicamente del bulto ese tan extraño que emitía unos repetidos “clicks”.

 

 

León, 08 de Abril de 2015